Momentos “aha” en el liderazgo

Thinking man

 

“Al principio, sus discípulos no entendieron lo que sucedía. Sólo después de que Jesús fue glorificado se dieron cuenta de que se había cumplido en él lo que de él ya estaba escrito.” Juan 12:16 NVI

 

Esos momentos “aha” son aquellos donde entendemos o descubrimos grandes verdades de la vida y del servicio a los demás, así como Jesús lo hizo con sus discípulos.
Esto pasó con los primeros discípulos de Jesús. Ellos al principio no habían entendido muchas de las enseñanzas de las escrituras y aun aquellas que Jesús venía anunciando desde el comienzo de su ministerio. Pero esto no preocupo a Jesús. El sabia que en algún momento iban a tener esos momentos “aha” donde se darían cuenta de que era lo que su Maestro les estaba enseñando. Estos momentos “aha” no solo le trajeron entendimiento a sus vidas, sino que fortalecieron su fe en la palabra de Dios y en Jesús  el Hijo de Dios (Juan 2:22) “Así, pues, cuando se levantó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron de lo que había dicho, y creyeron en la Escritura y en las palabras de Jesús.”
Esos momentos de descubrimiento suceden en nuestras vidas en diferentes circunstancias y a todos los niveles del liderazgo. Me hubiera gustado ver la cara de los discípulos de Jesús en uno de esos momentos, probablemente sus hombros se levantaron, sus ojos se alumbraron y dijeron “Ah, ya entiendo” Cuando el conocimiento y la experiencia se juntan en la vida de los discípulos dan nacimiento al entendimiento. Cuando como líderes podemos llevar a otros a experimentar esos momentos en sus vidas, es cuando nuestro servicio cobra sentido. Es ahí cuando se vuelve real y es cuando el conocimiento se trasforma en entendimiento; es ahí cuando da las energías y la alegría para seguir buscando el desarrollo y crecimiento de aquellos que se nos ha confiado.
Ser líder no es solo un título. Se requiere que pongamos a prueba nuestra confianza en Dios y en los demás. El buscar entender el plan de Dios y al mismo tiempo a las personas. Es ser paciente, es aprender a escuchar, es no tener todas las respuestas. A veces significa tratar de hacer algo relevante por ellos, algo que puede ser un momento tan simple y al mismo tiempo profundo como un “aha”.

Reflexión:
¿Te acuerdas de los momentos “aha” que has tenido? ¿Qué aprendiste?
¿Cómo puedes ayudar a otros a tener esos momentos “aha”?


DPfoto1David Pineda sirve como evangelista junto con su esposa Jessica y sus dos hijas Rebeca (8) y Alison (1) en La Paz, Bolivia. Ha servido por más de 12 años en diferentes roles de liderazgo en Honduras, Panamá y ahora Bolivia. Trabajo para Caterpillar donde desempeño posiciones de liderazgo especializandose en el area de Recursos Humanos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s